En la última viñeta, SFZ presentó en sociedad un insólito outfit de estilo barroco, y como sospecharán ustedes, juiciosos seguidores, el desafío no era fácil. Ni fácil, ni digerible para todos los públicos… La trama dejaba a un grupillo de los llamados milénicos indagando sobre qué era eso del barroco, ¡más emoción es imposible! ¿Conseguirán salir de dudas?¿Recordarán a Quevedo en el siglo XXI más por sus looks que por su pluma? En el capítulo de hoy: ¡Qué duro es ser millennial! Pasen y vean…

En el último capítulo dejamos a nuestro héroe particular probándose un nuevo y especial modelito en la intimidad de su hogar. Pues queridos, hoy presenciaremos el momento en el que todo fashionista se la juega, la prueba de fuego, el momento crucial que debe pasar cualquier outfit: ¡la calle! ¿Conseguirá superar SFZ este duro reto? ¿Será comprendida su arriesgada elección? Y lo más importante…¿se convertirá en tendencia entre el pueblo llano?

Sabios seguidores, no le den más vueltas al caso del verano 2016…¡Se confirma que a SFZ se le fue la mano con las tapas, helados, horchatas y demás delicias estivales! Pero no se alarmen, porque aunque la estructura de su persona digamos que se ha modificado un tanto, eso no es óbice para que puede seguir luciendo los modelitos molones a los que nos tiene acostumbrados. ¿O no es ideal este look cura de pueblo? Se llevará mucho este otoño, ya lo verán, puesto que realza la figura… o la esconde.